Una economía ética del conocimiento (Cinco Días, 01.05.2018)

En un contexto financiero global altamente especulativo y volátil, el mundo digital parece haber encontrado la piedra filosofal de su propia era económica: los datos. Que son descritos como el petróleo del siglo XXI desde Wall Street a Moscú pasando por Dubái. Y se han convertido en eje axial en lo que se ha dado en llamar Economía del Conocimiento.

De hecho, la Inteligencia Artificial (IA) representa pasar de la economía de los datos a la economía del conocimiento, propiciando un contexto dinámico, colaborativo y de innovación tecnológica, cuyo fin último es una economía global hiperconectada, una economía del bien común……

Ver más


DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *