Una economía ética del conocimiento (Cinco Días, 01.05.2018)

En un contexto financiero global altamente especulativo y volátil, el mundo digital parece haber encontrado la piedra filosofal de su propia era económica: los datos. Que son descritos como el petróleo del siglo XXI desde Wall Street a Moscú pasando por Dubái. Y se han convertido en eje axial en lo que se ha dado en llamar Economía del Conocimiento.

De hecho, la Inteligencia Artificial (IA) representa pasar de la economía de los datos a la economía del conocimiento, propiciando un contexto dinámico, colaborativo y de innovación tecnológica, cuyo fin último es una economía global hiperconectada, una economía del bien común……

Ver más


DEJA UN COMENTARIO